Juan de Velasco, un militar de prestigio del ejército de Felipe II que había combatido en Flandes, fue uno de los gobernadores más significativos de la Ciudadela de Jaca. Llevó a cabo numerosas innovaciones, como el traslado definitivo de las viviendas de los militares desde la ciudad al Castillo. También propuso nuevas normas de disciplina a los soldados, impulsó mejoras en las murallas y las puertas de la fortaleza y permitió que las armas volvieran a salir en el Primer Viernes de Mayo.

Su sarcófago se descubrió durante una remodelación de la Capilla de San Pedro de la Ciudadela. En 1985, los restos se trasladaron al Instituto Anatómico Forense de Zaragoza para ser analizados, y desde entonces no se habían conocido más datos sobre ellos. Así, el pasado mes de octubre, el coronel Francisco Rubio, director de la Ciudadela, retomaba las acciones para descubrir el paradero de los restos, que suponen un valioso activo histórico para el Castillo. A los pocos días, la Dirección General de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón informó de la localización de los restos en su sede de Antropología, que se encuentra en la Universidad Laboral de Zaragoza.

 

Un estudio antropológico pionero para conocer más sobre Juan de Velasco

Este hallazgo ha sido un primer paso para conocer mejor y poner en valor a esta importante figura histórica. Así, se va a realizar una investigación exhaustiva sobre los restos, utilizando un procedimiento innovador basado en antropología genética y reconstrucción forense. La empresa española Lazarus Discover es la encargada de realizar el estudio, que tendrá una duración estimada de un año.

Lazarus Discover es la primera empresa de nuestro país especializada en este tipo de análisis. Cuenta con un equipo multidisciplinar, formado por expertos de diferentes ámbitos como medicina, química, historia, informática y escultura. El proceso de investigación que realizan incluye exámenes de Carbono 14 y ADN, escáneres 3D y morfometría digital. Los datos obtenidos permiten conocer con mucha exactitud detalles fisonómicos de la persona, así como información relativa a su salud y hábitos de vida. El estudio concluye con una reconstrucción escultórica hiperrealista.

Una prometedora investigación con la que la Ciudadela de Jaca espera descubrir y dar a conocer la vida de su primer maestre de campo.

Accesibilidad