Esta semana, en Diálogos desde la Fortaleza tenemos el placer de conocer a la restauradora Inmaculada Piedrafita.

Inma, apasionada del arte desde pequeña, decidió estudiar el bachillerato artístico en Huesca. El año en el que ella finalizó el instituto coincidió con el primer año de apertura de la Escuela Superior de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Aragón. Decidió presentarse a la prueba de acceso y fue aceptada.

Aunque nos reconoce que esta carrera era un poco desconocida para ella y algunas asignaturas le supusieron un auténtico reto, la restauración se ha acabado convirtiendo en su pasión. Por ello, hace un llamamiento a la sociedad para que tome conciencia del valor que tiene nuestro patrimonio y de la importancia de mantenerlo.

Jacetana de nacimiento, nos cuenta con cariño el proceso de trabajo que ha vivido en piezas tan queridas en nuestra tierra como el capitel del Sátiro, la talla románica de la Virgen de Iguácel o las columnas de la portada de la capilla del castillo de la Ciudadela. Si algo ha aprendido gracias a su larga experiencia es que, a veces, no es tan importante restaurar la pieza en sí, sino el entorno, ya que de nada sirve restaurar una pintura de una ermita si por el techo entra el agua de la lluvia.

La manera en la que habla de su profesión deja entrever el amor y el respeto que tiene por la restauración. Aunque si algo caracteriza a Inmaculada es su honestidad y humildad a la hora de realizar su trabajo.

Más información sobre DIÁLOGOS DESDE LA FORTALEZA:
https://ciudadeladejaca.es/dialogos-desde-la-fortaleza/

Para visualizar este vídeo necesitas aceptar las cookies de marketing. Pincha aquí
Para visualizar este vídeo necesitas aceptar las cookies de marketing. Pincha aquí
Accesibilidad