El pasado 26 de junio, la Ciudadela de Jaca acogió a las asociaciones culturales de recreación histórica de la era vikinga Tormenta de Acero e Hijos de Midgard. Un total de nueve recreacionistas (tres procedentes de Madrid y seis residentes en Jaca) participaron en el evento.

Cuando la Ciudadela abrió sus puertas, los visitantes se encontraron con un campamento vikingo dentro de los muros. Los recreacionistas iban vestidos y pertrechados con elementos que reproducen fielmente, tanto por el aspecto como por los materiales empleados para su fabricación, la vestimenta de la época. Ellos mismos confeccionan parte de sus ropas y equipo artesanalmente.

Se ofreció a los visitantes una demostración de combates individuales con diferentes equipaciones: en algunas, los guerreros iban equipados con espada y escudo, en otras, iban armados con espada y seax (cuchillo). Estos combates son muy dinámicos y requieren más agilidad y reflejos. También se pudo ver una lucha entre lanza contra hacha danesa. En este tipo de duelos, no basta con tener un buen manejo del arma, sino que hay que saber explotar las ventajas del arma propia frente a las del adversario.

Tras demostrar su destreza personal en los duelos, los guerreros adoptaron formaciones. Los de vanguardia forman un muro de escudos y su misión principal es defensiva. Solo atacarán con las espadas cuando vean un fallo en la defensa enemiga. Tras el muro de escudos se sitúa el hacha danesa, un arma ofensiva cuya misión consiste en causar bajas en las filas enemigas, o bien abrir hueco en el muro de escudos para que lo aprovechen las espadas. En estas batallas en miniatura, la coordinación y el espíritu de equipo son mucho más importantes que la destreza individual.

Por último, los recreacionistas hicieron una exhibición “Estilo del Este”. Se trata de una modalidad de lucha contundente, pero regida por unas normas que minimizan el riesgo de lesionar al oponente. El peso del equipo de un guerrero es de una media de 15 kilos, por lo que es un deporte exigente. Se vence al adversario tocándole con el arma en una de las partes del cuerpo en que está permitido golpear: casco, hombros, brazos, tronco y muslos.

Accesibilidad