Diálogos desde la Fortaleza tiene hoy el placer de entrevistar a Erika Medrano. Jacetana de nacimiento, mujer y madre de jacetanos, doctora en ginecología en el Hospital de Jaca, actriz. En definitiva, una mujer poliédrica, pero, sobre todo, de gran generosidad de espíritu al haber cruzado el océano como miembro integrante de un grupo de cooperación para ayuda médica y quirúrgica en Filipinas.

Hoy disfrutamos de sus recuerdos de infancia en la Ciudadela, los paseos por los glacis con sus hermanas, anécdotas entorno a grupos de folklore internacional en época de festivales. Pero, sobre todo, conoceremos sus emociones, sus miedos y deseos de ayudar a los demás.

Erika comparte con nosotros un gran viaje, una bonita aventura y una experiencia inolvidable en la que no sólo se ha entregado a los demás, sino en la que también ha recibido mucha felicidad. Un duro trabajo junto a compañeros de profesión y algunas religiosas en los barrios más pobres de ciudades especialmente pobladas como Manila. Un contraste de realidades, un relato que seguro no nos deja indiferentes.  El descubrimiento de personas que desde el punto de la mañana ya esperaban a que llegaran a los lugares más inesperados: canchas de baloncesto, iglesias, lugares carentes de condiciones para atender a sus pacientes. Un ritmo frenético, viendo pacientes sin parar, personas que viven en realidades diferentes a las nuestras, que no pueden ir al médico, que tienen gran dolor, pero personas llenas de agradecimiento, respeto y amabilidad.

Más información sobre DIÁLOGOS DESDE LA FORTALEZA aquí.

Para visualizar este vídeo necesitas aceptar las cookies de marketing. Pincha aquí
Para visualizar este vídeo necesitas aceptar las cookies de marketing. Pincha aquí
Accesibilidad