Entrada y puente levadizo


La única entrada al castillo presenta en su exterior una “plaza de armas” con muros defensivos aspillerados que custodiaban dos puertas previas al acceso al puente, hoy ya desaparecidas.

Desde aquí se accede a un puente fijo que salva parte del espacio del foso y al puente levadizo que se manejaba desde el interior mediante contrapesos y cadenas. Sobre la puerta se alza el escudo en piedra de la Casa de Austria, con las armas de Portugal. En el túnel de arco de miedo punto inmediatamente posterior, se encuentra un cuerpo de guardia defensivo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Accesibilidad